No es la primera vez que ocurren accidentes por cuenta de los semovientes que deambulan libremente por las calles y avenidas de esta ciudad sin ningún tipo de control. En varias ocasiones la ciudadanía a pedido a las autoridades que actúen con contundencia ante este flagelo y a los dueños de los animales que dispongan de un lugar conveniente para su cuidado.

Según José Pérez, habitante del barrio cuatro de diciembre,  en los últimos días, cuando se disponía a regresar a su vivienda, fue embestido por un equino que salió galopando de la nada y chocó contra su motocicleta en movimiento ocasionándole laceraciones en sus extremidades y daños al vehículo.

Artículo anteriorCON PLANTÓN COMUNIDAD RECHAZÓ LA CAPTURA DEL EMPRESARIO ARAUQUITEÑO WILSON ARÉVALO
Artículo siguienteRIFIRRAFE ENTRE CONCEJALES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here